Puertas de hierro para casas

Las puertas de entrada de hierro forjado han proporcionado un aspecto de lujo y grandeza a las puertas de todo el mundo durante siglos. Ampliamente considerado como puertas intemporales, resistentes y multifacéticas, las puertas de hierro forjado ofrecen seguridad y funcionalidad para cualquier hogar. Cuando se combina con una luz lateral o espejo de popa, o se resalta con una luz colgante al aire libre, una puerta de hierro forjado puede crear una entrada inolvidable.

 

El aspecto más atractivo de las puertas de entrada de hierro forjado es su diversidad estilística. Las puertas de entrada de hierro forjado de estilo tradicional cuentan con diseños espirales cuidadosamente hechos a mano. Mientras tanto, las puertas de hierro contemporáneas todavía están disponibles para hogares más modernos y cuentan con diseños más angulados y geométricos. Si bien las puertas de entrada de hierro forjado recuerdan a las casas de estilo victoriano, se están incorporando cada vez más en diseños modernos debido a su aspecto elegante y bronceado.

 

Sin embargo, la belleza impresionante no es todo lo que las puertas de hierro forjado tienen para ofrecer. Más propietarios están instalando estas puertas debido a su amplia gama de características y beneficios adicionales, de los cuales hay muchos.

Una puerta de entrada de hierro forjado probablemente te durará toda la vida. De hecho, la única razón por la que necesitaría cambiar su puerta sería si decidiera que su hogar necesita un cambio de diseño.

 

DE EUROPA A AMÉRICA

El hierro forjado tiene sus raíces en Europa, pero la primera forja doméstica en América se estableció en Massachusetts. La ferretería Saugus abrió sus puertas en 1644 e hizo tanto hierro forjado como hierro fundido. Pequeñas forjas como Saugus Ironworks generalmente producían herrajes y morillos, que mantienen los troncos de las chimeneas en su lugar. En el siglo XVIII, la esgrima era más común en ciudades más grandes como Charleston, Carolina del Sur, que fue fabricada por aclamados cercos y barandas de hierro forjado por tres herreros alemanes: Lusti, Christopher y Ortmann. Aunque gran parte de la ilustre herrería de Nueva Orleans es en realidad hierro fundido hecho con influencias francesas y españolas. También hay algunos indicios de que estas piezas en Nueva Orleans fueron enviadas desde España.

 

EL SIGLO 20

A comienzos del siglo XX, cuando el acero había eclipsado al hierro como metal arquitectónico dominante, el hierro forjado disfrutó de un renacimiento con una popularidad inigualable. Este renacimiento fue impulsado por el surgimiento de los movimientos de Renacimiento Colonial y Artes y Oficios, así como por las filas de arquitectos con formación clásica e influenciada por las Bellas Artes. Los artesanos de hierro forjado de Revival tienen herramientas y ayudas más sofisticadas a su disposición que los primeros trabajadores del hierro. Esto les permitió tener diseños más complejos que los trabajadores anteriores. Este período también cuenta con uno de los maestros visionarios, Samuel Yellin, un artesano nacido y entrenado en Polonia que no tenía rival en habilidad y genio en su tienda de Filadelfia. En su tienda, él y su personal de casi 200 artesanos produjeron algunos de los mejores herrajes producidos en las costas estadounidenses.

 

Hoy en día, el hierro forjado se usa para barandas, cercas, puertas y muebles. Este material puede durar muchos años o incluso siglos si se cuida adecuadamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s